El Gualeguay (poema- río)

"El Gualeguay (poema- río)"es una versión escénica de la obra ¨El Gualeguay¨ de Juan L. Ortiz, dirigida por Carina Resnisky

Estrenado en teatro NoAvestruz (Buenos Aires) en junio de 2014. Funciones en Teatro de la Media Legua (Martínez, prov de Buenos Aires), 2014, gira por Entre Ríos, 2014, temporada en El Excéntrico de la 18º (Buenos Aires), 2015, gira por Rosario (Santa Fe), Entre Ríos y Resistencia (Chaco), 2015.

Características



Dirección: Carina Resnisky

Música: Nardo González

Año: 2014

TIpo: Danza, teatro

Lugar: NoAvestruz, Buenos Aires
Teatro de la Media Legua, Martínez, prov de Buenos Aires
El Excéntrico de la 18º, Buenos Aires
Giras por Entre Ríos, Rosario (Santa Fe) y Resistencia (Chaco)

Diseño de iluminación: Eduardo Safigueroa

Diseño de iluminación.

Un ser atemporal, un devenir en el paisaje, ser bailado por el paisaje.
La evocación del río y lo que habita el instante.
La intemperie sin fin.
¿cómo decir lo que es inefable? ¿cómo atravesar la palabra?
¿cómo atravesar el tiempo? ¿cómo atravesar la tierra?
Hacer-se presente en otro espacio.
Lo que se abisma.

¨El Gualeguay (poema- río)¨ es una versión escénica de la obra ¨El Gualeguay¨ de Juan Laurentino Ortiz (1896-1978), donde el cruce de lenguajes orientará la vivencia de un ¨acontecer poético en acción¨. La propuesta dramática interpela, integra y articula la palabra, el movimiento y la música, con el objetivo de celebrar un singular encuentro. La obra de este poeta entrerriano, es atravesada por el paisaje y desde esa enunciación conmociona, evoca, sugiere y describe un vínculo con ese entorno y por lo tanto una manera de vivir y sobre todo un modo de crear. A partir de la resonancia de esas imágenes poéticas, y las impresiones que genera aborda una corporalidad, una dinámica espacial y un tempo-ritmo que nos permite la construcción de un espacio ficcional del río.
Transforma en materia teatral la voz del río, los elementos presentes en la naturaleza en la evocación del imaginario de río, con sus especies, sonoridades, texturas, sensaciones e historia en un permanente devenir.
El poema, como el río, sigue su cauce y parece continuar; en esa descripción del paisaje, en la narración de historias y personajes de la provincia, está la intemperie sin fin desde la perspectiva del río.
La disposición del espacio escénico es bifrontal, dos orillas, en ese espacio ¨entre¨ se sitúan los intérpretes, en el cauce que delimitan los espectadores. La escena despojada, lo inacabado en los vestuarios, son signos que abren interrogantes. No es de allá, tampoco es de acá, es de ese intersticio, ese espacio del ¨entre¨, entre un lugar y otro, el intermedio, el espacio entre dos ríos. El Gualeguay (poema-río) es la invitación a un puente, a un espacio ¨entre¨. La geografía, el relieve, el viaje, el pasaje, los dos espacios al mismo tiempo, los dos paisajes, entre el Paraná y el Uruguay, el Gualeguay.

¨Hay una suave tensión entre algo que parece irse y algo que se ensimisma¨.

Un cruce de la poesía de Juanele con una danza oriental, el teatro y la poesía, las palabras y el movimiento. La sombra y la luz, el despojo escénico, el minimalismo, y los objetos preciados. .

  • Danza. Teatro.
  • Diseño de iluminación.
  • Un río, puesta bifrontal,
  • Improvisación sobre pautas.