“Amalfi”, una obra de Enrique Papatino, dirigido por el autor

Teatro del Abasto -Buenos Aires- 2011

Diseño de iluminación.

Bajo el marco de una luna imposible y transitoria en su hermosura, Amalfi merodea en los vínculos entre tres seres, víctimas de una guerra atemporal, metáfora del dolor de cualquier existencia humana, tres seres forzados a desandar caminos que resignificarán sus identidades para siempre.
Un muerto que no ha muerto. Una viuda que no es viuda. Un amante que quiere no serlo. Un presente tibio, sin compromisos aparentes. Y la guerra allá afuera, como un volcán del que emerge lo olvidado y lo inolvidable.
Amalfi es un viaje por la nostalgia, el dolor por el deseo incumplido de volver, una evocación inquietante sobre tiempos, lugares y sentimientos a donde todos desearíamos regresar y sin embargo sabemos que es imposible.
A pesar de ese mundo en guerra y del velado desencanto, los supervivientes no pueden ni quieren resignarse a un mundo sin un lugar como Amalfi, sin la paz y el resplandor del agua quieta, sin el viento que no llega, sin la risa, sin las manos que pronuncian el amor.

Teatro

Diseño de iluminación escénica

Espacio único. Atemporalidad

Climas, marcas de paso de tiempo